El olvido a las personas migrantes

¿Por qué cuesta trabajo el respeto?

El olvido a las personas migrantes

La indignación en redes sociales y medios de comunicación se implantó desde el lunes cuando la organización civil Dignidad y Justicia en el Camino, conocida como FM4 Paso Libre, publicó un comunicado donde señalaron la violencia que vivió una persona migrante afuera de sus instalaciones.

En la cuartilla publicada relatan cómo el 8 de agosto un grupo de hombres “influencers” de la cuenta @laschiquirrucas grabaron y transmitieron en vivo afuera de las instalaciones de la organización, se acercaron a un hombre y le pidieron tocar sus genitales a cambio de un billete de 500 pesos que después, en su video, confesaron que era falso.

Además de la violencia y la humillación que las tres personas cometieron, la organización denunció el abuso sistemático contra personas migrantes quienes son constantemente vulneradas.

“Rechazamos que las Casas para Migrante de todo el país sean tomadas como lugares en donde la necesidad económica de las personas incite a que ciertos grupos moneticen la sexualidad de las y los migrantes, ya que, cuando no existen condiciones de igualdad y la necesidad de sobrevivencia es extrema, se configura un abuso con implicaciones éticas de comportamiento”, escribieron las y los representantes de FM4.

La denuncia abrió el debate hacia la invisibilización y la desigualdad que sufren las personas migrantes en la ciudad que es una de las pocas metrópolis en donde se detiene el tren La Bestia y donde quienes viajan hacia Estados Unidos normalmente hacen una pausa para después continuar.

La violencia contra las personas migrantes no es nueva, y tal como sucedió el pasado fin de semana, muchas de estas son perpetradas por ciudadanos.

¿Por qué cuesta trabajo el respeto?

Desde inicios del año dos mil se han creado iniciativas ciudadanas para proteger a las personas migrantes. Dos de las organizaciones más relevantes en la ciudad, FM4 Paso Libre y El Refugio Casa del Migrante iniciaron hace años con espacios para recibir a cualquier persona migrante, familias enteras, niños y niñas que viajan solos e incluso quienes buscan asilo en el país. Además de sus instalaciones, también han trabajado para generar conciencia, ofrecer información y educar a los ciudadanos de las razones por las que la mayoría de las personas migrantes deciden salir de su país, exponerse a todo tipo de violencia en busca de una esperanza para mejorar su calidad de vida o incluso, mantenerse con vida.

Sin embargo, los obstáculos han sido siempre complicados; desde la falta de apoyos económicos, la poca visibilidad, la indiferencia de las autoridades y también, el racismo de los ciudadanos quienes rechazan recibir y respetar a los y las viajeras.

“Es una actitud racista de un sector grande, en este estado y en el país en general hay una actitud de menosprecio a quienes vienen de otro país, independientemente de que nosotros tengamos esos mismos problemas como mexicanos en Estados Unidos”, opinó Jaime Tamayo Rodríguez, jefe del Departamento de Estudios Sobre Movimientos Sociales del CUCSH en la Universidad de Guadalajara.

Jalisco es un estado de mucho tránsito de personas migrantes lo que genera mayor visibilidad. Desde el sur en Ciudad Guzmán, pasando por Ocotlán y Lagos de Moreno donde hay coordinación ciudadana para atenderlos. De acuerdo con Iliana Martínez, académica del ITESO, a partir del 2011, cuatro años después de la fundación de FM4, se percibió un aumento en el flujo migratorio en la Zona Metropolitana de Guadalajara.

En el estudio La Migración en Jalisco de Iliana Martínez quien además es maestra en Migración Internacional por el Colegio de la Frontera Norte, da cuenta que desde el 2012 han ido incrementando las cifras de personas detenidas y deportadas a nivel local y nacional principalmente provenientes de Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Aunque se reporta un aumento en los últimos años en los números de detenciones, es complicado saber si esto se debe a que hay un mayor flujo de personas en tránsito o a que la política migratoria se ha endurecido”, recalcó

Aún así, las cifras preocupantes de personas que salen de sus países no por gusto sino por necesidad económica o incluso de seguridad personal o para sus familias, parece no ser suficiente para que sean rechazados al llegar o se les juzgue de delincuentes.

Desde hace varios años prevalece la idea en la ciudad de que las personas migrantes llegarán a quitarle trabajo a quienes viven aquí, o incluso se les confunde o señala de ser delincuentes.

Un ejemplo es el Refugio Casa del Migrante quienes han trabajado de cerca con los vecinos para atender la desinformación alrededor de la migración y han logrado incluirlos en sus procesos como el recibimiento de las caravanas de migrantes o la donación de ropa y artículos.
FM4 también ha hecho una labor de educación tanto en la colonia como en universidades y escuelas. A su llegada se enfrentaron a la resistencia de los vecinos que no aceptaban un refugio migrante, pero han logrado crecer, involucrar a la sociedad y coordinar un equipo de voluntarios ciudadanos locales e internacionales.

Tras la denuncia de la organización civil, el debate también se abrió hacia la falta de empatía incluso entre grupos vulnerados. Los tres hombres que filmaron y violentaron a la persona migrante son parte de la comunidad LGBTTIQ+ quienes históricamente han sido rechazados y discriminados. Varios usuarios en redes sociales y activistas como Unión Diversa de Jalisco pidieron que no se generalice y se rechace este acto violento como cualquier otro delito, con toda la responsabilidad.

“Estas personas por sus preferencias sexuales pueden ser víctimas de discriminación, pero no vieron eso, no se trata de eso, actuaron con una lógica de hombres blancos, de origen criollo, con dinero y ven con desprecio a quienes vienen de una clase social más explotada”, agregó Tamayo Rodríguez.

Larga historia de la migración en México

Desde hace casi una década se ha investigado cómo las políticas migratorias de México y Estados Unidos no ofrecen seguridad a las personas en tránsito sino todo lo contrario, hasta la fecha la situación sigue siendo complicada. Principalmente por la política migratoria del presidente estadunidense Joe Biden quien ha pedido que las personas migrantes no vayan al país del norte.

Para agregarle a la crisis a la que se enfrentan sobre todo las personas centroamericanas que les lleva a migrar hacia Estados Unidos, la pandemia ha empeorado las cosas y este año se ha registrado un aumento de inmigración en la frontera norteamericana.

A nivel local, tan solo en FM4 Paso Libre, ubicado en Guadalajara, en noviembre de 2020 atendieron a 404 personas migrantes y desde el 2010 han recibido a 47 mil 520 personas migrantes y refugiadas.

La discriminación y la violencia hacia las personas migrantes no solamente es responsabilidad de la ciudadanía, sino que el gobierno juega un papel muy importante sobre todo en la educación.

Activistas y académicos coinciden en que hasta la fecha urgen más acciones del estado, empezando por la falta de refugios estatales, presupuesto y acciones educativas que erradiquen la desigualdad.


Territorio es un medio libre e independiente que busca producir periodismo balanceado, abierto y de calidad.  Tu contribución es muy importante para continuar, alcanzar a más personas, mantener nuestra independencia editorial de intereses ajenos y ofrecer trabajo seguro, estable y suficiente para nuestros periodistas. Hay distintas formas de apoyarnos, asistiendo a alguno de nuestros cursos en Plural, obteniendo alguno de nuestros productos en Bicho difícil o donando directamente en nuestra página.

Gracias.

#TerritorioBienPúblico