Gerencias en Guadalajara: ineficientes para ciudadanos, eficaces para políticos

Bajo la lupa

Gerencias en Guadalajara: ineficientes para ciudadanos, eficaces para políticos

A tres años de la implementación de la estrategia de atención y contacto ciudadano de la Gerencia Municipal de Guadalajara, su eficiencia y eficacia para solucionar los reportes ciudadanos ha caído con el paso de los meses. En 2019, primer año completo en que ha operado esta instancia, cuatro de cada 100 gestiones solicitadas a los gerentes de zona no fueron solucionadas; mientras que en 2020 la cantidad alcanzó siete de cada 100, y hasta julio de 2021, la proporción de reportes sin solucionar alcanzó 12 de cada 100.

El Ayuntamiento asegura que la Gerencia y sus representantes en las 12 zonas en que se divide territorialmente la ciudad han contribuido a identificar necesidades de servicios públicos y factores de riesgo que se deben atender, también a mantener una comunicación y atender la gestión de solicitudes de servicios de alumbrado, poda o basura, y además promover un desarrollo más igualitario.

Sin embargo, datos de las gestiones realizadas por la Gerencia concedidos vía Transparencia por el Ayuntamiento de Guadalajara indican lo contrario. Por ejemplo, la zona Centro Histórico ha documentado la mayor proporción de gestiones sin solucionar con un promedio de 11% en los últimos tres años, cuando la zona de Minerva tiene apenas 6.4%. De hecho, los principales motivos de gestiones en el primer cuadro de la ciudad han sido alumbrado, inspección y vigilancia, mantenimiento y aseo; en contraste, la zona Minerva ha padecido de problemas relacionados al alumbrado, inspección y vigilancia, movilidad y parques y jardines.

Estos datos reflejan la inutilidad de los gerentes que solo complicaron y “triangularon” los mecanismos de reportes ciudadanos, analiza Antonio Rocha Santos, profesor del Departamento de Derecho Privado del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades de la Universidad de Guadalajara (UdeG).

La integración de los gerentes fue una medida retrógrada ante la posibilidad de sistematizar de manera digital y electrónica los reportes ciudadanos para que sean más ágiles en su canalización y atención, explica el académico.

Ejemplifica que el reporte de una lámpara fundida en la calle debe ser comunicada inicialmente al coordinador de cuadra, posteriormente al presidente del comité ciudadano que, a su vez, envía el reporte al gerentes de zona que finalmente lo canaliza a una dependencia municipal.

“Son cuatro etapas para hacer el reporte a la dependencia y resultan demasiados pasos y burocracia (…) Los municipios deben implementar la tecnología y tecnificar los trámites para que los ciudadanos puedan reportar y dar seguimiento desde el celular o computadora”.

De hecho, después de la implementación de las gerencias, se abrió la plataforma Ciudapp en abril de 2019, que se habilitó para concentrar todas las quejas procedentes de redes sociales y el teléfono.

Una de las principales responsabilidades de los gerentes de zona era fomentar una comunicación ciudadana cercana. Según el último informe de gobierno concedido por el presidente municipal interino Eduardo Martínez Lomelí, solo se expone como logro la apertura de chats vecinales desde donde “se brinda una atención más personalizada, transparente y rápida”. Se presume que se cuenta con 30 mil personas en la red de 376 chats institucionales “unos de los más importantes para la gestión de reportes ciudadanos”.

Pero de acuerdo al abogado Rocha Santos, además de ser informal, este mecanismo no le otorga ninguna responsabilidad legal o administrativa a los gerentes y tampoco es funcional para dar seguimiento a las quejas. Esto evita que tengan actividades que puedan ser revisadas por la Ley de Responsabilidades de Servidores Públicos.

“Si se aprovechara una plataforma digital, cuando se tardaran en atender las solicitudes se tendría un documento que comprueba el retraso. Pero como los gerentes funcionan a través de reportes por Whatsapp, resultan mensajes genéricos que hasta se pueden borrar”.

Lo anterior ha provocado que colonos en la ciudad soliciten la eliminación de la instancia. Mural publicó el 21 de septiembre que vecinos de colonias como Centro, Mezquitán o La Perla exijan la desaparición de la Gerencia debido a su burocracia y al dinero que absorben por sus salarios.

Gerencias, plataforma útil… pero monetaria y políticamente

Un total de 56 mil 958 pesos cada mes reciben por su salario los gerentes de cada zona de la ciudad, mientras que la actual gerente municipal percibe 82 mil 838 pesos mensuales.

Además de los salarios onerosos, la gerencia ha resultado ser una instancia para posicionar dentro de la nómina municipal a amigos, conocidos y familiares de los involucrados en la dependencia, específicamente de Alejandro Hermosillo González, quien fue el primer gerente pero renunció en septiembre de 2020 tras comprobarse que otorgó trabajo en el Ayuntamiento a dos hermanos, su papá y un primo suyo, de acuerdo a Mural. El funcionario argumentó que su salida se debió a motivos personales y no al nepotismo en que incurrió.

En su lugar ingresó Paola Maryel Arellano Montoya, quien ya había trabajado como asesora de Hermosillo cuando fue diputado local y fue coordinadora de fiscalización durante su campaña.

René Alonso Barriga Parada, quien dejó la gerencia de Olímpica I, también trabajó como asesor de Alejandro Hermosillo cuando fue diputado local. Es el mismo caso de Emmanuel Alejandro Díaz Solórzano, gerente de la zona Centro, quien fue secretario ejecutivo del ex legislador local.

Tras varios meses en el anonimato, Hermosillo fue nombrado coordinador de campaña del ahora alcalde electo por Guadalajara Pablo Lemus. Se solicitó al equipo de transición datos acerca de la continuidad de las gerencias para la próxima administración municipal pero no se tuvo respuesta.

Hermosillo González comenzó su carrera política como fundador de La Cantera, un grupo panista donde compartía espacio con Jesús González Guzmán, hijo mayor del exgobernador Emilio González Márquez, indica una publicación de Reporte Índigo. Posteriormente en 2013 fue director del Instituto Jalisciense de la Juventud. Uno de sus más recientes encomiendas fue ser legislador local en el periodo 2015-2018; se postuló para la reelección aunque dejó su puesto para asumir la jefatura de Gabinete en el Ayuntamiento de Guadalajara que también dejó para liderar la Gerencia Municipal.

Sobre el rol que han tomado los representantes de la Gerencia, el abogado y profesor de la UdeG Antonio Rocha Santos sentencia que son operadores políticos y que estas áreas solo han servido para “darle chamba a los cuates” y engrosar la nómina cuando históricamente el presupuesto se ha concentrado en estos conceptos y no en atención a quejas ciudadanas u obras públicas.

De hecho, muchos gerentes de zona han dejado sus cargos para buscar puestos políticos. Diana Melissa Martínez Lucio, fue gerente de la zona Oblatos II, pero dejó el puesto para ser diputada suplente a nivel federal de Rosa Alba Ramírez Nachis, de Movimiento Ciudadano (MC).

Gloria Carranza González, fue gerente de zona en Oblatos I, pero abandonó el puesto para ser regidora en Guadalajara por MC.

Cecilia Maribel López Haro, dejó momentáneamente la gerencia de Huentitán I, a la que regresó posteriormente. Apoyó a Hermosillo durante su campaña para la diputación local y fue regidora suplente del actual alcalde interino de Guadalajara. Enfrentó una queja por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

María Teresa Corona Marseille, actual gerente del Centro Histórico, fue regidora durante la administración municipal en Guadalajara, de Enrique Alfaro.

Marisol del Carmen López Camacho, abandonó momentáneamente su puesto como gerente de Huentitán II debido a que fue acusada de promover el voto a favor de MC en los chats vecinales; pero tras superar el proceso regresó al puesto.

Guillermo Enrique Flores, gerente de la zona Cruz del Sur II, fue asesor técnico de la Comisión Edilicia de Obras Públicas durante la administración municipal de Guadalajara que lideró Enrique Alfaro.

​​Nestor Daniel Urtiz Hernández, fue ex inspector del Ayuntamiento hasta 2018 y ahora es gerente de la zona Cruz del Sur I.

Víctor Omar Nava González, gerente de la zona Tetlán, ha tenido empleos en el Ayuntamiento de Tlajomulco y Guadalajara, que fueron dominados por alcaldes procedentes de Movimiento Ciudadano.


Territorio es un medio libre e independiente que busca producir periodismo balanceado, abierto y de calidad.  Tu contribución es muy importante para continuar, alcanzar a más personas, mantener nuestra independencia editorial de intereses ajenos y ofrecer trabajo seguro, estable y suficiente para nuestros periodistas. Hay distintas formas de apoyarnos, asistiendo a alguno de nuestros cursos en Plural, obteniendo alguno de nuestros productos en la tienda o donando directamente en nuestra página de donaciones.

¡Muchas gracias!

#TerritorioBienPúblico